El Centenar de la Ploma conmemora la Fiesta de la Comunitat Valenciana

0 26

El Insigne Capítulo de l’Almoina de Sant Jordi de Cavallers del Centenar de la Ploma ha celebrado con toda solemnidad la conmemoración de la reincorporación del Reino de Valencia al cristianismo.

Una gran representación del Centenar acudió al Ayuntamiento de Valencia a reverenciar a la Real Senyera y escuchar el Cant a la Senyera, para seguidamente acudir a la Catedral, donde se celebró una misa por los Caballeros difuntos. A continuación, corporativamente, colocaron una corona de laurel en la capilla llamada de San Jaume, donde la tradición cuenta que Jaime I celebró la primera misa en su entrada a la Ciudad.

En el Palau de la Generalitat el Capítulo de caballeros fue recibido por la directora general de Patrimonio de la Generalitat, Fernanda Escribano, quien junto al Centenar coloco una corona de laurel a los pies de la estatua del Ballester que preside la entrada.

Los miembros de la asociación «El Centenar de la Ploma» acudieron al Te Deum celebrado en la Catedral y seguidamente acompañaron a la Real Senyera en su traslado desde el Ayuntamiento de Valencia hasta la estatua del Rey don. Jaime y posterior regreso.

El Centenar de la Ploma fue una compañía de cien ballesteros encargada de escoltar y proteger la Señera de la ciudad y reino de Valencia.

Fue instituida por Pedro II el Ceremonioso en 1365 bajo el nombre de Centenar del Gloriós Sant Jordi (en castellano, Centenar del Glorioso San Jorge) por estar bajo la advocación de este santo, pero pronto se conoció popularmente como Centenar de la Ploma (pluma), por la característica pluma que llevaban los ballesteros en el birrete, y con este nombre ha pasado a la historia. Desapareció en 1707 con el Decreto de Nueva Planta.

Algunos autores afirmaban que se trataba de una creación de Jaume I, pues es tradicional en la Comunidad Valenciana atribuirle a este rey todas las instituciones valencianas que no tienen claros sus orígenes. Gracias a un documento de 1503, esta milicia fue instituida por el Ceremonioso el 3 de junio de 1365, durante el asedio de Morvedre, en plena guerra con Castilla. Esta concesión fue una compensación por los servicios prestados por la hueste o milicia urbana de Valencia en esta guerra, pues hacía tiempo que la ciudad pedía la creación de una milicia fija que se pudiese reunir con rapidez, contra la lentitud de una la convocatoria ciudadana de huestes.

Aun así su función principal fue la de escoltar y proteger la Señera de Valencia, que en el momento de su constitución no era aún la Señera Coronada, sino el señal del rey.

FUENTE: VALENCIA NOTICIAS

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies